viernes, 26 de junio de 2015

Ruta al ibón de Cregüeña. Pirineo aragonés

Standard

El ibón de Cregüeña, situado a 2.630 metros de altitud, es el tercer lago de montaña del Pirineo en cuanto a extensión se refiere. Para este recorrido se requiere cierta forma física ya que el desnivel es elevado. Saldremos desde la localidad de Benasque (Huesca) en dirección al Hospital de Benasque. Dejamos el coche en el camping Los Baños.



Bajaremos al río por el Plan de Baños. Comentaros que en esta zona, junto a una fuente, nos encontramos con una salamandra que estuvimos observando durante un buen rato.

Seguimos por un camino paralelo al río para llegar, en pocos minutos al puente de Cregüeña donde encontraremos un cartel indicador de comienzo de nuestra ruta. Según el cartel tenemos por delante una excursión de 3 horas 30 minutos.


El camino asciende por la margen izquierda del barranco de Cregüeña que ya no abandonaremos hasta llegar al ibón. El camino es empinado pero se lleva bien. En aproximadamente una hora y media saldremos del bosque a una pequeña pradera (2.000 m), la Pleta de Cregüeña.


Tras atravesar la pradera volveremos a subir, entre pinos. La subida es muy fuerte y tiene mucha tierra y piedras sueltas.


Tras un tramo de fuerte pendiente llegamos al ibonet de Cregüeña, un pequeño ibón escondido entre las rocas a nuestra izquierda. A continuación, el camino gira hacia la derecha buscando la salida del ibón de Cregüeña. En este punto vimos que en la tartera y el collado de Cregüeña había mucha nieve, por lo que decidimos continuar la ruta por  la vertiente más pedregosa de la montaña.

Este tramo final transcurrió en una pedriza grande en la que hay que prestar atención para no meter el pie en ningún agujero entre las piedras. En algún punto tendremos que trepar alguna piedra un poco más grande. Aquí domina la roca y seguiremos andando entre ellas, con cuidado. Tras un último esfuerzo llegamos al punto más elevando y aparece delante de nosotros el gran ibón de Cregüeña complementen congelado (2657 m). Descansamos un buen rato contemplando las espectaculares vista del Cregüeña. Después, nos calzamos los crampones y exploramos un poco el lago.


Para regresar no nos quitamos los crampones y bajamos por el collado de Cregüeña, que estaba completamente nevado, sin ningún problema hasta el ibonet de Cregüeña. En este punto retomamos la misma senda que seguimos durante el trayecto de subida.


0 comentaris: